Nunca sospechó que estaba arriesgando su vida al rescatar a un cachorro abandonado




Nueva solución

La familia pensó en llevar al pesado de Neo (como les gustaba llamarlo) de regreso a su casa. Sin embargo, lo habían hecho más veces de las que podían contar y nunca habían resuelto el problema. No tenían nada en contra de sus vecinos, pero estaban hartos. Decidieron resolver el problema de una vez por todas.

Ayuda externa

En lugar de llevarlo a casa, llamaron a la Sociedad Protectora de Animales del Sur de Arizona. La razón fue simple. Querían que Neo recibiera algún tipo de ayuda, que lo adiestraran y, quizás lo más importante, que los dueños de la familia aprendieran a ejercer su autoridad. Fue aquí donde todo se vino abajo.



¿El sushi es tan sano como crees? ¡Descubrimos todos sus secretos!

每個人都需要現在開始做的驚人的汽車黑客