Nunca sospechó que estaba arriesgando su vida al rescatar a un cachorro abandonado




Demasiado grande para controlar

Los dueños del pastor alemán eran vecinos muy amables. No querían ser molestos, así que cada vez que Neo se metía en su jardín, simplemente lo llevaban a casa y les pedían a los propietarios que se esforzaran un poco más en controlarlo. Tenían un pastor alemán, así que sabían de primera mano que cuando una mascota grande quiere escapar puede ser difícil detenerle. Con Neo, era imposible.

Valla nueva

El dueño de Neo cambió la valla del patio trasero por una completamente nueva. Era bastante alta por lo que pensaban que Neo no podría saltarla. Problema resuelto. Les dijeron a los vecinos que no tenían que volver a preocuparse, ya que Neo no podría saltar la valla nueva para ir a jugar con su perra. Sin embargo, Neo tenía otros planes.



¿El sushi es tan sano como crees? ¡Descubrimos todos sus secretos!

每個人都需要現在開始做的驚人的汽車黑客